VIDEO: Maestro de Educación Física impresiona con clases a ritmo de cumbia en Oaxaca


El profesor de Educación Física de la escuela primaria “Resurgimiento”, en los Valles Centrales de Oaxaca, convirtió un salón de cómputo en una pista para echar un sabroso cumbión. (Cortesía)

OAXACA.- Un profesor de Educación Física de la escuela primaria “Resurgimiento”, ubicada en Reyes Etla, en los Valles Centrales de Oaxaca, decidió acabar con la monotonía de las clases tradicionales… ¡Y lo hizo a ritmo de cumbia!

A través de un video de casi un minuto de duración, que ya se hizo viral, se observan al menos a 14 alumnos, de primero a sexto de primaria, que practican piruetas y pasos básicos de baile. El post original fue publicado el 7 de junio desde la propia cuenta de Facebook de la primaria y hasta el momento acumulaba más de 12 mil reacciones, casi nueve mil comentarios y ha sido compartida más de 36 mil veces.

“Esto es el resultado del gran esfuerzo y dedicación Profesor de Educación Física Diego A. Cortez, trabajado el taller de Ritmos latinos, todo con la finalidad de que desarrollen su competencia motriz con alumnos de 1° a 6° año de primaria, en la escuela «Resurgimiento» de Reyes Etla Oaxaca…. Gracias por el apoyo hacia éstos niños”, se lee en la publicación original.

De acuerdo con información de la escuela, estas clases de baile se imparten desde inicio del ciclo escolar 2018-2019 y fue informado a los padres de familia en su momento, quienes pueden acudir a la primaria a ver a sus hijos a “desarrollar alguna actividad diferente”.

La clases no sólo se limitan a cumbia, también incluyen bachata y salsa, todo como parte del club “Bailarte”, impulsado por el docente y con el que se pretende que los menores “tengan la capacidad de desarrollar su competencia motriz a través de la música latina”, informaba Diego A. Cortez en sus redes sociales antes de iniciar con esta aventura.

“Ahí me voy, abrazo, afuera, abrazo, afuera, abrazo (…) y suelto mano (…) gira ella, giro yo, gira ella (…) y básico (…) atrás, atrás, atrás (….) ¡Cambio mano!. Y ahí me voy (…) al hombro, pido hombro, pido hombro, pido hombro (…) ¡Muy bien!”, se oye que les dice el profesor a los alumnos que convierten un salón de cómputo en una pista para echar un sabroso cumbión.

Deja un comentario