“Un amigo le dijo a mi hijo que había gasolina gratis, ahora no sabemos nada de él”


Peritos trabajan en el lugar de la explosión. (El Universal)

HIDALGO.- Un zapato, unas llaves, la cicatriz de una operación o un tatuaje, hasta el más mínimo detalle hace la diferencia, entre estar a la expectativa marchita de la vida y la certeza de una muerte inevitable.

Aquí, en Tlahuelilpan, Hidalgo, justo en el punto donde ayer estalló una fuga de gasolina, cualquier seña, por mínima que sea, le da un posible rostro a los cuerpos carbonizados que yacen en un campo de alfalfa.

Entre los familiares de las víctimas se encuentra Manuel Mora, padre de familia quien busca a su hijo de 18 años.

“Mi hijo estaba solo en la casa, un amigo pasó por el y le dijo que había gasolina gratis, ahora no sabemos nada de él”, narra.

El hijo de Manuel no tiene dos dedos, esa podría ser la señal para identificarlo, de no ser porque algunos restos son prácticamente polvo al tacto.

Hasta ahora, de acuerdo con Marco Antonio García Cornejo, director general de la Policía de Investigación de la Procuraduría estatal, sólo un cuerpo ha sido identificado con certeza, gracias a un tatuaje que era muy claro. Del resto, dice, no se puede confirmar nada.

Pese a la incertidumbre, hay quienes dicen ya haber identificado a los suyos. Para darles certeza, familiares de las víctimas fueron enviados al ministerio público de Tlahuelilpan y Mixquiahuala, dónde deben iniciar el trámite para realizar pruebas de adn.

Aumentan a 71 muertos por explosión en Tlahuelilpan

El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, informó que ya suman 73 los muertos por la explosión en un ducto de Pemex, localizado en el municipio de Tlahuelilpan.

El mandatario estatal señaló que le reportaron el hallazgo de cuatro cuerpos más durante el peritaje en la zona del siniestro.

Detalló que el número de lesionados es de 74 personas, ubicadas en diversos hospitales.

Deja un comentario