Texas pidió no boicotear a Israel como condición para ayudar a damnificados


DALLAS, TX.- La ciudad de Dickinson puso como condición a los solicitantes de ayuda afectados por el huracán Harvey que certifiquen por escrito que no participan o participarán en un boicot a Israel, según declaró la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés).

La ACLU, la organización de derechos civiles más importantes de EE.UU., aseguró hoy en un comunicado que esta disposición viola los derechos de libertad de expresión de los habitantes de Dickinson, una ciudad de cerca de 20.000 habitantes situada en la costa de Texas, a unos 50 kilómetros de Houston.

Precisamente esta zona fue la más perjudicada por el ciclón Harvey, que dejó un total de 88 muertos y decenas de miles de desplazados en Texas a finales de agosto.

La inclusión de esta cláusula llega después de que Texas aprobase en mayo una ley que prohíbe financiar o invertir fondos públicos del estado en empresas que formen parte del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), una campaña global que busca aumentar la presión económica y política sobre Israel.

La medida exige verificar que las compañías contratadas por entidades gubernamentales de Texas no boicotean a Israel.

“Cualquier política anti-Israel es una política anti-Texas y cualquier boicot a ese país es considerado un acto contrario a nuestro Estado”, aseguró entonces el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott antes de rubricar la legislación.

Cortesía: Aurora

Deja un comentario