Terminó la creciente, ahora sigue la limpieza; continúa Plan DN-III


La Sedena, emitió hoy un reporte de los apoyos que se dieron durante la contingencia. (Cortesía)

NUEVO LAREDO, TAM.- La creciente pasó y el Río Bravo poco a poco vuelve a su cauce normal, por lo que ahora el trabajo del Municipio consiste en retirar el lodo que dejó en las vialidades, para poder reabrirlas a la circulación vehicular.

La Secretaría de la Defensa Nacional, Sedena, emitió hoy un reporte de los apoyos que se dieron durante la contingencia; Raúl Ruiz García, comandante de la Guarnición Militar, afirmó que continúan en alerta, por lo que permanece el Plan DN-III.

“Hoy ya más secos, con un poco de lluvia, ya no hay afectación en las colonias, personal militar sigue realizando patrullaje en medidas de seguridad y en aplicación del plan DN-III continúa, auxiliando”, refirió el jefe militar.

“Continuamos porque al parecer la lluvia permanecerá mañana sábado, de manera permanente en situación de alerta, despliegue de tropas y los medios suficientes para ayudar a quien lo necesite, asimismo apoyo de limpieza donde es necesario para que el agua siga corriendo. Vamos a continuar en apoyo”.

En resumen general, durante los últimos tres días del operativo participó un general, dos jefes, tres oficiales, 250 de tropa y 34 vehículos que apoyaron a 16 personas albergadas, se retiró basura y escombro acumulado en los desagües, 180 vehículos varados y 50 personas trasladadas a un lugar seguro, expuso.

“Hubo 16 personas albergadas, 180 vehículos varados, 50 personas trasladadas a un lugar seguro y seco, se retiró basura y escombro acumulado en desagües. El personal militar rescató 20 vehículos varados en diferentes calles, apoyó a 15 personas para traslado de sus pertenencias a lugares seguros y secos, tipo mudanza fue el apoyo que se les dio para llevar sus pertenencias.

“Asimismo auxilio al Hospital General del estado que sufrió inundaciones, incluso afectaciones a sus servicios en el área de Urgencias, canalizó a tres menores al hospital materno infantil como medida precautoria, hubo evacuación de pacientes”, indicó.

Se tuvo afectación en 100 metros del Bulevar Luis Donaldo Colosio, que por la creciente del Río Bravo se inundó y atrapó a un vehículo de mudanza que no acató las instrucciones y rebasó la valla de seguridad, por lo que sus dos ocupantes fueron rescatados con una lancha y cuerdas.

No fue necesario establecer un albergue o instalación de cocinas comunitarias, solo mano de obra y fuerza de sus vehículos para sacar vehículos varados y llevar a personas a lugares seguros.

Deja un comentario