¿Sospechan de AMLO? El presidente de México fue espiado por agencias del gobierno


El miércoles 27 de febrero, AMLO firmó un decreto para poder abrir dichos documentos. (Cortesía)

CD. DE MÉXICO.- El actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y el ex mandatario, Carlos Salinas de Gortari, fueron espiados por agencias de inteligencia y espionaje de las extintas Dirección de Investigaciones Políticas y Sociales (IPS) y la Dirección Federal de Seguridad(DFS).

La (DFS), fue “inspiración” para que de ahí naciera el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y que actualmente se encuentran en versiones públicas del Archivo General de la Nación (AGN).

El Universal, hizo una investigación en los catálogos del Archivo y encontró que Andrés Manuel López Obrador y Carlos Salinas de Gortari, fueron blanco de espías por dichas agencias de inteligencia del gobierno federal; sus expedientes se encuentran en la ex cárcel del Palacio de Lecumberri, lo que ahora es la sede del AGN.

La revisión realizada en los expedientes desclasificados, se detalla que el actual presidente mexicano, López Obrador, fue observado por integrantes de la DFS desde 1980 a 1985, cuando daba clases de Sociología en la Escuela de Ciencias de la Educación en la Universidad Autónoma de Tabasco (UAT), así como en el tiempo en el que fue nombrado presidente del Comité Ejecutivo Estatal del PRI, puesto al que renunció poco tiempo después.

En el caso de Carlos Salinas de Gortari, quien fuera presidente de México en 1988 y hasta 1994, fue espiado por la DFS y por la IPS durante 1956 a 1985, es decir, en su época de estudiante de Economía en la UNAM y por su paso como secretario de Planeación y Presupuesto del gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado.

Estas versiones ya se hicieron públicas, pues ya pasaron 30 años, tiempo que debe pasar para proteger los datos confidenciales que contenían los documentos.

El miércoles 27 de febrero, AMLO firmó un decreto para poder abrir dichos documentos.

«Me llamó la atención, se fue allá y se encontró que eran los expedientes políticos que estaban reservados, se retiró el personal del Cisen y llegamos al acuerdo de que se abrieran los expedientes», aseguró.

«Lo digo por otros y por mí. No porque sea el Cisen o la DFS sea cierto, no, inventaban cosas y fabricaban denuncias, sobre todo cuando se trataba de opositores al Estado. Siempre había cosas que no son ciertas», expuso.

Deja un comentario