El río está más bravo, suman 32 víctimas por ahogamiento


La mayoría de los ahogados este año trataban de cruzar el río a Estados Unidos, pero también hay quienes entraron al cauce para refrescarse. (Cortesía/Archivo)

NUEVO LAREDO, TAM.- Con el hallazgo de un cadáver en el Río Bravo este medio día, suman 31 personas que han perecido ahogadas en este caudal, y una más en un arroyo; en total, 32 víctimas de enero a la fecha.

Esta cifra ya superó a todas las víctimas del río del año pasado, cuando sumaron 22 muertes por ahogamiento, de las que 13 se presentaron de enero a septiembre, informó Omar Enríquez Sánchez, director de Protección Civil y Bomberos.

“Hasta septiembre teníamos contabilizados 30 cuerpos del Río Bravo, en estos momentos Rescate Acuático está recuperando un cuerpo más, hace tres días se recuperó otro, esto nos elevaría a 32 la cifra, falta recuperar el cuerpo de una de las muchachas que estaban divirtiéndose por el área del Patinadero y que fueron arrastradas por la corriente.

“Se recuperaron dos cuerpos el día que empezó la tormenta en la ciudad, el tercer cuerpo no se ha logrado ubicar, se ha continuado la búsqueda, inclusive se utilizó un dron para ver aquellas áreas que por la vegetación no es de fácil acceso ni aún para la lancha, y no se ha logrado ubicar el cuerpo”, explicó.

Ya se notificó a Protección Civil de Nueva Ciudad Guerrero que quizá pudieran recuperar el cuerpo de una mujer, pero no se ha logrado aún.

El cadáver que se localizó hoy es de un hombre, pero no se tienen más detalles.

Enríquez Sánchez comentó que la mayoría de los ahogados este año trataban de cruzar el río a Estados Unidos, pero también hay quienes entraron al cauce para refrescarse, sin tomar en cuenta que actualmente tiene un nivel más alto que lo normal, y sobre todo, una mayor fuerza.

“Hasta septiembre del año pasado eran 13 ahogados, ahorita ya pasamos esa cifra y también la estadística global anual, fueron cerca de 22 cuerpos los que se lograron recuperar el año pasado, entonces sí se va a superar porque ya llevamos 32 este año.

“Este año el río Bravo ha tenido un incremento en su caudal, pero no afecta tanto el nivel, sino la fuerza; la corriente submarina, la que va por debajo, es la más peligrosa y está más fuerte también, esto es lo que para nosotros ha jugado un papel determinante en el hecho de que las personas sean atrapadas por esta corriente, succionadas por el río y que se desaparezcan”, declaró el director.
La única recomendación del funcionario es que las personas eviten introducirse al cauce, por cualquier motivo.

Deja un comentario