Renuncia ministro británico por acusaciones de acoso sexual


Sir Michael Fallon, secretario de Defensa de Gran Bretaña, sale de la residencia de gobierno en Downing Street en Londres tras una reunión del gabinete, el martes 31 de octubre de 2017. El gobierno británico dijo que Fallon renunció el 1 de noviembre de 2017 tras surgir acusaciones de conducta impropia de índole sexual. (Stefan Rousseau/PA vía AP)

LONDRES.- El ministro de Defensa de Gran Bretaña renunció el miércoles tras surgir acusaciones en su contra de conducta inapropiada de índole sexual, el giro más reciente de un creciente escándalo sobre acoso y abuso en los pasillos del poder.

En una carta de renuncia dirigida a la primera ministra Theresa May, el ministro Michael Fallon dijo que su “conducta previa… podría haber caído por debajo de los elevados estándares que les exigimos a las Fuerzas Armadas”.

Fallon, de 65 años, fue elegido por primera vez al Parlamento en 1983 y ha sido secretario de Defensa desde 2014.

Un periódico reportó el fin de semana que Fallon había tocado repetidas veces la rodilla de una reportera en una función en 2002. Ella dijo que había hecho caso omiso del incidente, pero los reportes dejan entrever que pronto podrían surgir otras acusaciones contra Fallon.

Al aceptar su renuncia, May dijo que apreciaba “la forma característicamente seria en la que usted ha sopesado su posición”.

El escándalo que rodea al magnate de Hollywood, Harvey Weinstein, ha animado a que personas en diversas industrias denuncien acoso o agresiones sexuales a manos de individuos poderosos que controlan sus perspectivas de trabajo.

En Gran Bretaña ha generado una reflexión en torno al creciente número de reportes sobre acoso y abuso sexual en la política. May convocó a una reunión de líderes partidistas para analizar cómo hacer frente al asunto, en medio de un creciente número de acusaciones sobre comportamiento impropio por parte de políticos y personal parlamentario.

May también ordenó una investigación sobre acusaciones de que otro ministro hizo acercamientos inadecuados a una activista conservadora.

La escritora y académica Kate Maltby dice que el ministro del Gabinete, Damian Green, le tocó “brevemente” la rodilla en 2015 y posteriormente le envió un mensaje de texto “provocativo” después de que apareció en un periódico la fotografía de ella con un corsé puesto.

Deja un comentario