No se va a tolerar que migrantes violen nuestras leyes, dice Olga Sánchez Cordero


La titular de Gobernación participó en la inauguración de la Feria Internacional del Libro Coahuila 2019. (Cortesía)

SALTILLO, Coahuila.- «Quienes no se quieran regularizar, quienes no se quieran registrar pues simplemente los tenemos que devolver. Que quede claro, no se va a tolerar que violen nuestras leyes y menos aun que algunos han sido muy agresivos con los agentes migratorios» señaló la secretaria de Gobernación del gobierno federal, Olga Sánchez Cordero.

Luego de la inauguración de la Feria Internacional del Libro Coahuila 2019, que lleva por tema «Migración: Historia e Identidad», la ex ministra afirmó: «Lo que queremos es registrarlos y regularizarlos, los que no se quieren registrar y no se quieren regular pues no hay manera de que los tengamos en nuestro país porque nosotros tambien tenemos leyes y esas tiene que ser respetadas por los propios migrantes, no podemos tener un desorden en nuestra política migratoria».

Dijo que no se vale que los migrantes no respeten a nuestro país, «nosotros estamos con las puertas abiertas, México siempre ha sido un país que siempre ha sido hospitalario, siempre ha habiertolas puertas a los extranjeros y sobre todo a los centroamericanos pero con orden».

Explicó que no han acabado la limpieza en el Instituto Nacional de Migración.

«No, lamentablemente no, todavía tenemos varios arroces negros en el arroz blanco que pretendemos tener», y aunque aceptó que no tiene a la mano la cifra de cuántos agentes han sido despedidos, aseguró que son muchos.

Y agregó: «Muchos de ellos han sido despedidos por sus vínculos con los traficantes de personas, desgraciadamente. Queremos de verdad limpiar en varias estaciones migratorias, hemos ido avanzamdo lentamente, queremos gente incorruptible dentro del Instituto porque desgraciadamente todavía hay».

Aceptó que en México hay migrantes de muchoa países y aseguró que en este momento sí hay un flujo migratorio irregular por toda la frontera de mil 200 kilómetros.

Deja un comentario