Neolaredenes en el desamparo ante alza de la gasolina


Para saber si las gasolineras no se exceden en los precios por litro al público, o garantizar que la marcación por cada litro sea el correcto, hay que esperar a que lleguen inspectores de la Ciudad de México. (Cortesía)

NUEVO LAREDO, TAM.- Ante la variación de precios de las gasolinas, los neolaredenses están en el desamparo porque no hay una autoridad que regule a las estaciones de servicio en esta frontera.

Si bien hay una representación local de la Procuraduría de la Defensa del Consumidor, Profeco, sus facultades están limitadas al ser solamente una ventanilla, y no una delegación como era hace más de cinco años.

Eduardo Anaya, jefe de la ventanilla local de Profeco, afirmó que no está facultado para procesar quejas por el precio del combustible, ni realizar operativos o verificaciones a las bombas.

“Eso lo ve directamente la Ciudad de México. La oficina central de Profeco creo que tiene un área de combustibles, ellos lo ven directamente y tal vez ese tema lo ven con los delegados estatales, en este caso con el delegado de nosotros en Ciudad Victoria”, aclaró.

Para saber si las gasolineras no se exceden en los precios por litro al público, o garantizar que la marcación por cada litro sea el correcto, hay que esperar a que lleguen inspectores de la Ciudad de México, y lo hacen cuando ellos lo consideren, además, nadie se entera de su arribo ni resultados del mismo.

Tampoco hay quien pueda solicitar su presencia. En lo que va de este año, es probable que en ninguna ocasión hayan venido.

“Yo no me he enterado que hayan venido”, afirmó Anaya, “probablemente también puedan venir, pero a m i no me avisan porque no es un área mía, puedo estar ahorita en entrevista contigo y ellos pueden estar a su vez dando una revisión o una supervisión, y yo no me doy cuenta.

“Tampoco me tienen por qué avisar, es decir, son áreas muy distintas, son oficinas centrales, son instrucciones muy concretas que traen ellos y se enfocan a lo de ellos nada más”.

Ocurre lo mismo con los operativos de verificación, pues no avisan si encontraron alguna irregularidad.

Cortesia: LNL

Deja un comentario