“México ha hecho un trabajo fantástico en los últimos cuatro días”: Trump


Horas después, Trump volvió el viernes a advertir a los periodistas que no ha cambiado de opinión de cerrar la frontera con México. (Cortesía)

WASHINGTON.- El presidente estadounidense, Donald Trump, viaja este viernes a la localidad de Calexico, en la frontera con México, tras una semana de amenazas con el cierre del paso para luchar contra la inmigración irregular, que el jueves suavizó.

“En rumbo a la frontera sur para mostrar una sección del nuevo muro que está siendo construido”, dijo en Twitter el presidente estadounidense antes de partir a la localidad californiana, ubicada a unos 300 kilómetros al sur de Los Ángeles.

“Me voy a la frontera. Estamos construyendo mucho muro. Vamos a mostrarles un tramo”, dijo Trump.

Trump provocó un revuelo en sectores políticos y empresariales el viernes pasado al advertir a México que cerraría la frontera común “la próxima semana” y “durante mucho tiempo” si no detenía las caravanas de migrantes que se dirigen hacia el norte.

El presidente reculó el jueves y le dio un año a México para frenar el narcotráfico en la frontera antes de imponer aranceles a sus vehículo, aunque sin aclarar si la contención de los inmigrantes indocumentados también tenía ese plazo.

Aunque horas después, Trump volvió el viernes a advertir a los periodistas que no ha cambiado de opinión, a pesar de que celebró en Twitter que México esté “por primera vez en décadas realizando arrestos importantes de ilegales en su frontera sur, antes de que los migrantes inicien su largo periplo hacia Estados Unidos”.

“México ha hecho un trabajo fantástico en los últimos cuatro días, están deteniendo a todo el mundo, ayer detuvieron a mil 400 personas”, dijo a los periodistas antes de volar hacia California, aunque en Twitter reiteró las amenazas de imponer aranceles del 25 por ciento a los coches procedentes de México en caso de incumplimiento.

Un 80 por ciento de las exportaciones de automóviles fabricados en México, importante pilar de su producción manufacturera, tienen como destino Estados Unidos y Canadá.

“Si eso no funciona, voy a cerrar la frontera“, amenazó, señalando también que está evaluando establecer sanciones económicas por cerca de 500 mil millones de dólares por las drogas que entran a Estados Unidos.

Cortesía: López Dóriga

Deja un comentario