“Fue un raspón”, dice AMLO tras incidente carretero


En una breve entrevista, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que la camioneta accidentada iba adelante del vehículo en el que se transportaba. (Cortesía)

AQUISMÓN, SAN LUIS POTOSÍ.- Un vehículo de la caravana del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, tuvo hoy un percance que no dejó heridos durante su viaje por carretera al estado de San Luis Potosí, informó la presidencia de México.

«La caja de un tráiler (vehículo de carga) rompió los vidrios laterales de uno de los vehículos de avanzada», indicó la presidencia en el grupo de WhatsApp que utiliza para transmitir sus comunicados.

El incidente ocurrió en el trayecto desde Huejutla, ciudad del estado de Hidalgo a Tamazunchale, en San Luis Potosí, de unos 60 kilómetros, «sin haberse reportado daños mayores» ni tampoco heridos, agregó la oficina presidencial.

“Fue un raspón”, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador en referencia al accidente que sufrió una de las camionetas de su avanzada cuando se dirigía a Aquismón, municipio de la huasteca Potosina.

En breve entrevista al término de su evento, el titular del Ejecutivo dijo que fue una camioneta que iba adelante del vehículo en el que se transportaba.

“No (hubo problema) fue un raspón… fue una camioneta que iba adelante”, comentó.

Personal de la vocería presidencial indicó a Efe que el percance «no ocurrió en el vehículo donde viajaba el presidente, sino su equipo de avanzada» sin que por el momento se tenga más información.

El presidente López Obrador efectuó este sábado una gira por los estados de Veracruz, Hidalgo y San Luis Potosí para entregar programas de bienestar promovidos por su gobierno.

En el último de esos estados, en concreto, acudió a la presentación del programa Universidades para el bienestar Benito Juárez.

Para estas giras López Obrador acostumbra a trasladarse por carretera, ya que desde el inicio de su gobierno decidió que no utilizaría ni el avión presidencial ni los helicópteros antes disponibles para el traslado del mandatario.

Durante estos trayectos el gobernante mexicano suele detenerse a comprar alguna bebida de frutas, momentos que aprovecha para grabar vídeos que luego se transmiten por su cuenta oficial de redes sociales.

«No voy a trasladarme en aviones de gobierno, ni tampoco en helicópteros. Cuando tenga que viajar lo haré como siempre, en aviones de línea comercial», indicó el mandatario desde que se confirmase su triunfo en las elecciones de julio de 2018.

Cuando las distancias son mayores, López Obrador viaja en líneas aéreas comerciales, por lo que se ha vuelto común su presencia en los aeropuertos, donde suele saludar a las personas presentes y acepta tomarse fotografías con ellas.

La decisión de trasladarse por carretera supone un riesgo para la seguridad del presidente de México, que además también renunció al aparato militar que custodiaba a sus antecesores.

Deja un comentario