Equipo de Anaya demanda ante PGR a Calderón y a Meade por caso Odebrecht


Ya respondió el equipo de campaña de Meade a Ricardo Anaya,, quien afirmó que se trata de un ataque sin sustento y una acción desesperada de los anayistas. (Cortesía)

CIUDAD DE MÉXICO.- La coalición “Por México al frente”, que encabeza Ricardo Anaya, acudió ante la Procuraduría General de la República (PGR) para denunciar a Felipe Calderón y a su contrincante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade.

De acuerdo con Reforma, se acusa que el expresidente y sus funcionarios, incluido Meade, son parte de un «esquema criminal» y de una «sofisticada red de corrupción» para favorecer a la empresa Breskam-Idesa, filial de Odebrecht.

Los denunciados son al menos 23 funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex), de las secretarías de Energía –que Meade encabezaba- y de Hacienda, así como directivos de la empresa brasileña Breskam y del grupo mexicano Idesa.

Todos ellos, señala la querella según lo informado por Reforma, “se confabularon para beneficiar ilegalmente al consorcio con el proyecto de construcción de la planta de etileno en Coatzacoalcos, Veracruz”.

Según la denuncia, Pemex suscribió este convenio aunque no tenía las condiciones de suministro de gas natural. Se indica que Calderón y Meade emitieron en 2012 un decreto para aumentar los aranceles al polietileno importado para impedir la competencia de Breskam-Idesa y permitir que ésta vendiera caro su producto.

La querella se presentó este lunes por Paulo Díez Gargari y Alfredo Figueroa, “integrantes del Frente Anayista”, y en ella destaca:

«El fraude Odebrecht se ha fraguado en al menos dos sexenios y no es un hecho de corrupción del pasado, sino un desfalco que sigue operando en el País día a día a través de su filial en México, la empresa Breskam-Idesa mediante el proyecto Etileno XXI.»

Ante delitos contra el consumo nacional, se presentó la denuncia por un quebranto de mil 935 millones de pesos a Pemex por el proyecto Etileno XXI, adjudicado a una filial de Odebrecht. Se castigaría con 3 a 10 años de cárcel en la legislación vigente.

Se solicita a la PGR que también investigue si los presuntos sobornos confesados por Odebrecht en 2012 sirvieron para sostener el contrato de la planta de polietileno y no sólo para financiar la campaña de Enrique Peña Nieto.

En la acusación se sostiene que Pemex suscribió un convenio para suministrar gas etano a la planta, lo que planteaba el riesgo de pagar penalizaciones millonarias por el incumplimiento, pero no tenía las condiciones para hacerlo.

Se habla en la querella de “una conspiración de Estado para beneficiar a un particular (Braskem/Idesa) y a sus socios en el Gobierno, en perjuicio de Pemex, de la industria nacional y de los consumidores».

En una conferencia de prensa los litigantes explicaron lo que llamaron el «Decreto Calderón-Meade», donde participaron Jorge Castañeda, coordinador de estrategia de Anaya, su vocero Rubén Aguilar, y Cecilia Soto y Martha Tagle, integrantes del equipo de campaña.

Se pide que sean investigados el presidente Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray, José Antonio González Anaya, Emilio Lozoya y Carlos Murrieta Cummings y a los calderonistas Bruno Ferrari, Juan José Suárez Coppel y Jordy Herrera.

Al respecto, ya respondió el equipo de campaña de Meade, quien en un comunicado afirmó que se trata de un ataque sin sustento y una acción desesperada de los anayistas.

Cortesía: SDP

Deja un comentario