Encuentran fósil de una ballena con ¡cuatro patas!


La excavación del extraordinario fósil de ballena, llamada Peregocetus Pacificus en Perú es un recordatorio de las maravillas que aún quedan por descubrir. (Cortesía)

PERÚ.- El descubrimiento de una ballena de cuatro patas fosilizada, de 42 millones de años, está arrojando nueva luz sobre la evolución y la distribución geográfica de estos mamíferos acuáticos, así como el hecho de que prueba que las ballenas vivieron en la tierra.

América del Norte hace 41.2 millones de años, nadando desde África Occidental a través del Atlántico. El sorprendente descubrimiento de una ballena cuadrúpeda, cuya existencia se desconocía, de 42.6 millones de años de antigüedad a lo largo de la costa de Perú, ha resultado en un importante apéndice a esta historia: las ballenas antiguas hicieron de América del Sur, y no de América del Norte, su primer hogar en el llamado Nuevo Mundo. Detalles de este descubrimiento fueron publicados en Current Biology.

El análisis de los fósiles de Peregocetus muestra que se adaptó bien a la tierra y al mar, con características similares a las de las nutrias modernas y los castores. Este animal era relativamente grande, medía alrededor de 4 metros de longitud, que es más del doble del tamaño de las nutrias de nuestros tiempos.

Las habilidades terrestres de Peregocetus fueron evidenciadas por pequeños cascos en la punta de sus dedos y la orientación de sus huesos de la cadera, lo que sugiere un andar cuadrúpedo en tierra. Al mismo tiempo, tenía huesos de la cola similares a los de castores y nutrias, lo que significa que su cola jugó un papel importante en sus habilidades acuáticas. Finalmente, el tamaño de sus dedos y pies sugiere apéndices palmeados, según los investigadores.

El descubrimiento agrega nuevos conocimientos sobre la propagación geográfica de las ballenas antiguas en esta etapa de su historia evolutiva. Las ballenas de cuatro patas probablemente llegaron a América del Sur cruzando el océano Atlántico sur desde la costa occidental de África, según los investigadores.

Los animales habrían sido asistidos por las corrientes superficiales hacia el oeste, y la distancia entre África y América del Sur era aproximadamente la mitad de lo que es hoy, lo que hace que el viaje sea manejable. Una vez en América del Sur, Peregoceto se asentó en las aguas del Pacífico a lo largo de la costa peruana, y eventualmente se mudó a América del Norte.

El nombre de Peregocetus pacificus, significa “la ballena viajera que llegó al Pacífico”. Esto nos demuestra que aún hay mucho que desconocemos sobre nuestro planeta y las especies primigenias que lo habitaron.

Cortesía: Código Espagueti

Deja un comentario