Dolphins se liberan del abrazo del oso y vencen en tiempo extra


El tight end de los Dolphins Nick O’Leary anota un touchdown en el primer cuarto del partido ante los Bears de Chicago, el domingo 14 de octubre de 2018 en el Hard Rock Stadium de Miami Gardens, Florida. (Cortesía)

MIAMI.- Superando sus enormes altibajos, los Dolphins vencieron 31-28 en tiempo extra a los Bears de Chicago, la tarde del domingo ante alrededor de 60,000 aficionados en el Hard Rock Stadium.

Un gol de campo de 47 yardas de Jason Sanders, con el tiempo cumplido, permitió al equipo de Miami (4-2) cortar una racha de dos derrotas consecutivas y reponerse de las adversidades.

La gran incertidumbre era cómo respondería Brock Osweiler en lugar de Ryan Tannehill, quien a último momento se supo que no jugaría debido a una lesión en el hombro. Lo esperaron hasta el calentamiento previo al partido, pero el quarterback se sentía peor cada vez.

“En la semana Tannehill se había sentido mal y el domingo en la mañana había empeorado”, expresó el entrenador de los Dolphins Adam Gase tras la victoria sobre los Bears. “Osweiler respondió a la emergencia, pues por eso está aquí. Tuvo buena protección de la línea ofensiva”.

Los Dolphins habían mantenido en estricto secreto la lesión sufrida por su quarterback estelar hace tres semanas en el triunfo sobre los Raiders de Oakland en el Hard Rock Stadium.

Luego de no haberse perdido un solo partido en sus primeras cuatro temporadas, Tannehill se ausentó en 20 de los últimos 20 meses debido a una operación de reparación del ligamento cruzado anterior en la rodilla izquierda y esta vez por el problema en el hombro.

Osweiler comenzó bien y con un pase de cinco yardas a Nick O’Leary puso adelante a su escuadra.

Cortesía: El Nuevo Herald

Deja un comentario