Clientes castigan a Ford en México por Trump


Ventas caen 17.7% anual en 2017; le va peor que en crisis automotriz; temas políticos y económicos en EU, y cancelar planta, les afecta. (Cortesía)

CIUDAD DE MÉXICO.- Si usted cree que tuvo un mal año, pregúntele a Ford. Durante 2017, la automotriz vivió uno de sus épocas más complicadas en México.

El 3 de enero de 2017, Ford canceló la construcción de una nueva planta en San Luis Potosí donde iba a invertir mil 600 millones de dólares.

“Nos alentamos en las políticas a favor del crecimiento que el presidente electo Donald Trump ha indicado que perseguirá”, dijo el entonces CEO de Ford, Mark Fields.

Ese hecho provocó inmediatamente un boicot por parte de algunos empresarios y presidentes municipales para no comprar sus vehículos.

Y si bien, el mal desempeño en ventas de la marca no se le puede atribuir por completo al rechazo que generó la cancelación de la planta en el país; al final, Ford cerró 2017 con una caída de 17.7% en ventas respecto a 2016, al colocar 81 mil 698 unidades, casi 7 mil vehículos menos que en 2009, año de la peor crisis automotriz en México.

Su marca de lujo Lincoln también concluyó el año con una disminución de 33.5% en ventas respecto a 2016.

En 2017, Ford cayó del sexto al octavo lugar por volumen de ventas en, al ser superada por Honda y KIA.

Deja un comentario