Buscarán pena de muerte para patrullero que asesinó a mujer y bebé


Pese a declararse No culpable de los delitos que se le imputan, Ronald Burgos Avilés sigue tras las rejas sin derecho a fianza. (Cortesía)

LAREDO, TX. – El ex agente de la Patrulla Fronteriza acusado de matar a puñaladas a una mujer y su bebé, será enjuiciado el 16 de marzo del próximo año por dos casos de pena capital, es decir, de encontrarse culpable se le aplicará la pena de muerte.

Pese a declararse No culpable de los delitos que se le imputan, Ronald Burgos Avilés sigue tras las rejas sin derecho a fianza, debido a una serie de pruebas y evidencias que lo ubican en la escena y como el posible asesino de Grizelda Hernández, de 27 años, y el pequeño Dominik de uno.

Aunque no son testigos presenciales, algunos miembros de la familia sabían a dónde iba y con quién se iba a ver la víctima la noche de los fatales hechos, cuando dejó el domicilio en compañía de su hijo.

Por esta razón, los consanguíneos de Grizelda pasarán a dar testimonio el próximo 23 de abril a las 9:00 de la mañana cuando se realice una nueva audiencia para el desahogo de evidencias e intercambio de argumentos y, con ello, tienen prohibido hablar con la prensa.

Burgos Avilés, de origen puertorriqueño, ingresó como agente federal a los 20 años, y durante nueve se destacó como supervisor de la Patrulla Fronteriza de Laredo. Hoy es juzgado por el cargo de asesinato a persona menor de diez años y asesinato múltiple.

La doble ejecución salió a la luz el 9 de abril de 2018, cuando en la colonia Lowry Farm en el camino a Las Minas, a la altura del cruce de Bristol y Allen, fueron encontrados los cuerpos de Grizelda y Dominik con lesiones por arma blanca en pecho, cuello y cráneo.

Deja un comentario