Connect with us

Mundo

Así son las ‘cajas parlantes’ contra la soledad de las personas mayores de un supermercado holandés

Es lo que sucede en más de 200 establecimientos de la cadena Jumbo, uno de los líderes del retail en Países Bajos, que en 2021 implementó la medida Kletskassa, que traducida al castellano vendría a significar algo así como «caja habladora» o «caja parlanchina», pues klets significa hablador y kassa significa caja, de la que se hacía eco el medio local DutchNews

Agencias
Ene 11, 2023

Amsterdam.- En tiempos en los que las cajas automáticas parecen haberse convertido en la solución para reducir personal con el pretexto de hacer más rápidas las experiencias de compra en los supermercados e hipermercados, comprobar cómo un supermercado apuesta por cajas lentas puede sorprender.

Es lo que sucede en más de 200 establecimientos de la cadena Jumbo, uno de los líderes del retail en Países Bajos, que en 2021 implementó la medida Kletskassa, que traducida al castellano vendría a significar algo así como «caja habladora» o «caja parlanchina», pues klets significa hablador y kassa significa caja, de la que se hacía eco el medio local DutchNews.

Aunque realmente la iniciativa comenzó en 2019, no sería hasta 2021 cuando se extendería por buena parte de los supermercados de la firma, adscritos al programa Eén Tegen Eenzaamheid (Uno contra la soledad), un programa donde ciudadanos, empresas y otras organizaciones se proponen ayudar a la población mayor, potenciado desde la administración pública neerlandesa, pues en el país hay más de 1,3 millones de personas mayores de 75 años, de las cuales más de la mitad reconocen sentirse solas a menudo.

En este caso, lo que desde Jumbo hacen es apostar por cajas lentas, disponibles para el público que las quiera utilizar, donde el comprador puede ‘charlar’ con el cajero, pues están enfocadas a paliar parte de la soledad de los mayores. De esta manera, se recupera parte del trato cordial, amable y cercano que se ha ido perdiendo con los años en los supermercados y, en cierto modo, se hace cierta compañía a las personas que así lo requieran.

Sin pelearse con las bolsas ni corriendo por el escáner, la idea de Jumbo es que las personas mayores, dentro de unos límites, puedan establecer una pequeña conversación con la persona que esté en caja y así fomentar su interacción y hacer notar, en la medida de lo posible, que no están solos y que puedan hablar con otras personas.

Una escena que habitualmente se repite en los supermercados y que, por desgracia, suele generar el efecto contrario por las prisas y el agobio que supone terminar la compra y que con iniciativas como esta buscan darle una vuelta de tuerca. Aún así, si estáis en Países Bajos y seguís teniendo prisa por terminar la compra, sigue habiendo cajas ‘convencionales’ donde no hay charla y sí hay prisas.

Fuente: Directo AL Paladar

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *