Connect with us

Mundo

Amenaza rusa es un ‘arma antisatélites’, dice la Casa Blanca; no puede causar ‘destrucción física’ de la Tierra

La Casa Blanca confirma que Rusia posee arma antisatélite «preocupante», aunque asegura que no representa amenaza directa en la Tierra

El Universal
Feb 15, 2024

Washington.- La Casa Blanca confirmó públicamente este jueves que Rusia ha obtenido una «preocupante» arma antisatélite emergente, pero dijo que no puede causar directamente «destrucción física» en la Tierra.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo en conferencia de prensa que los funcionarios de inteligencia de Estados Unidos tienen información de que Rusia ha obtenido la capacidad, pero que tal arma no está operativa en la actualidad. Los funcionarios estadounidenses están analizando la información de que disponen sobre la tecnología emergente y han consultado el asunto con aliados y socios.

“En primer lugar, no se trata de una capacidad activa que se haya desplegado y, aunque la búsqueda por parte de Rusia de esta capacidad concreta es preocupante, no existe una amenaza inmediata para la seguridad de nadie”, declaró Kirby. Rechazó aclarar si se trata de un tipo de armamento que incluye capacidad nuclear, algo que habían reportado previamente medios estadounidenses.

“No estamos hablando de un arma que pueda utilizarse para atacar a seres humanos o causar destrucción física aquí en la Tierra. Dicho esto, hemos estado siguiendo de cerca esta actividad rusa y vamos a seguir tomándonos esto de manera muy seria”, añadió.

Señaló que Rusia ha estado trabajando en el desarrollo de este tipo de armamento durante «muchos meses, e incluso puede que algunos años», aunque no fue hasta hace unas semanas que la comunidad de inteligencia de Estados Unidos pudo concluir con mayor confianza que Moscú continúa persiguiendo este objetivo.

Según Kirby, el presidente Joe Biden ha seguido de cerca toda esa amenaza y ha ordenado que se informe tanto a los aliados de Estados Unidos en el mundo como que haya contacto con Rusia para abordar este problema, aunque todavía no ha podido establecerse una vía directa de comunicación con el Kremlin.

Asimismo, Biden ha pedido al asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, su principal asesor en asuntos exteriores, que se reúna esta tarde con líderes demócratas y republicanos en el Congreso para hablar con ellos sobre la última información de inteligencia al respecto.

Además, la Casa Blanca informará al Senado cuando vuelvan a celebrarse sesiones el 25 de febrero, indicó Kirby.

El miércoles, Turner emitió un enigmático comunicado que causó gran revuelo en Washington: anunció que Estados Unidos se enfrentaba a una «grave amenaza», pero no especificaba su naturaleza, y solicitaba a Biden que desclasificara información de inteligencia sobre dicha amenaza para que el público pudiera acceder a ella.

Poco después del anuncio de Tuner, la Casa Blanca rechazó ofrecer más información; pero la cadena de televisión ABC, citando a dos fuentes conocedoras de la situación, indicó que esa amenaza estaba relacionada con la intención de Moscú de poner armas nucleares en el espacio con la intención de atacar satélites.

Los satélites en el espacio se han convertido en un elemento importante de la guerra en Ucrania, ya que las fuerzas ucranianas han estado utilizando la constelación Starlink de SpaceX para sus comunicaciones y planificar cómo actuar en el campo de batalla.