10 años de cárcel a madre que disolvió en ácido a su bebé


La sentencia fue dictada por Oscar Hale, juez de la Corte de Distrito 406, quien aceptó la revocación de la libertad condicional de la mujer, presentada por Isidro Alanís, Fiscal de Distrito. (Cortesía)

LAREDO, TX. – Mónica Ivonne Domínguez, la mujer que disolvió en ácido a su hija para encubrir su muerte, fue sentenciada a diez años tras las rejas.

La sentencia fue dictada por Oscar Hale, juez de la Corte de Distrito 406, quien aceptó la revocación de la libertad condicional de la mujer, presentada por Isidro Alanís, Fiscal de Distrito.

Domínguez es acusada de poner en peligro la vida de un menor, manipular un cuerpo y alterar evidencias en torno a una muerte, además que antes del deceso de la pequeña Rebecca en varias ocasiones violó las restricciones a las que estaba sometida, como el no poder estar cerca de sus hijos.

Lo anterior debido a que se le encontró culpable de asalto, lesiones a un menor y abuso de drogas y alcohol, de ahí la serie de prohibiciones.

No obstante, Gerardo Zavala Loredo, esposo, le permitió estar cerca de ellos poniendo en riesgo a Rebecca y sus hermanos, quien pagó con su vida los excesos y arranques de Mónica Ivonne.

Fue la tarde del 14 de febrero cuando en un complejo de apartamentos se descubrieron los restos de la bebé de un año sumergidos en un recipiente con ácido.

Una investigación reveló que por un descuido de sus padres Rebecca se ahogó en la bañera, y para encubrir su muerte Mónica y Gerardo optaron por deshacerse del cuerpo.

Deja un comentario